Artista, productor y compositor.

Juan Campodónico es un músico, compositor y productor uruguayo. Su nombre figura en decenas de influyentes proyectos musicales incluyendo la creación de Bajofondo, junto a Gustavo Santaolalla (proyecto musical del cual es miembro, productor y compositor), Campo (su proyecto grupal mas reciente) y Peyote Asesino.

También ha producido álbumes de Jorge Drexler, Luciano Supervielle, El Cuarteto de Nos, Ximena Sariñana, Santullo, La Vela Puerca y No Te Va a Gustar entre otros.

Ha ganado cuatro premios Grammy Latinos, el Premio Carlos Gardel argentino y varios premios Graffiti en Uruguay por su trabajo musical, así como también varios discos de oro y platino. Fue nominado al Grammy estadounidense y los Premios MTV Europa.

Con un pie en la música global contemporánea y otro en la música sudamericana, Juan fue aplicando las ideas que trajo la música electrónica, la cultura del sintetizador, el sampler y el remix, a su obra. Creando una nueva manera de ver esos aportes desde el sur del continente.

Influenciado por el candombe (de origen afro uruguayo) el tango y la milonga, músicas que representan la gran mezcla de culturas que se dio en al región, Juan integra de manera única esos sonidos y ha definido nuevas formas que rescatan gestos e integran estas tradiciones musicales muchas veces no valoradas y afectadas por la visión colonialista y estandarizada que existe de la cultura latina. Estas ideas se han hecho explícitas – de formas muy distintas- en Bajofondo y Campo.

La mezcla de pasado y presente, de tradición y contemporaneidad en su producción ha dado una característica atemporal a su música que conecta con la riqueza cultural de Latinoamérica y la proyecta a una búsqueda de nuevos estilos y formas propias, con identidad y sentido histórico.

Aunque la guitarra ha sido su primer instrumento su aproximación a la composición se dio a través de los instrumentos electrónicos.
"A partir de tocar la guitarra me empezó a interesar el mundo de los arreglos. Después me interesó la producción, eso me llevó a controlar el estudio de grabación. Un estudio de grabación es un instrumento muy amplio, es como dirigir una orquesta. Hoy en día esa orquesta puede estar alojada dentro de un computador portátil. La música desde hace mucho está concebida para sonar a través de parlantes. Ese intermedio entre lo que es la música o el sonido real y como queda capturada en algo eléctrico, es una forma de arte. Y eso mismo me fue dando herramientas para componer. Tuve la suerte de vivir en una época en la que se empezó a popularizar toda una tecnología nueva y con ella la música electrónica. Mi acercamiento a la composición viene por ese lado y no por el costado literario o por querer cantar."

Para Juan producir discos de música propia o ajena es un hecho artístico profundo. Crecido en una familia de artistas uruguayos exiliados en México, más de una vez ha dicho que una de sus influencias mayores fue ver trabajar a su padre César Campodónico, director de teatro.
"Toda mi infancia y adolescencia vi a mis padres y su grupo hacer teatro, realizar giras, llevar a cabo puestas en escena, ensayar, tratar temas en cada obra, teorizar sobre ellos. Toda una experiencia artística que fui observando desde niño. Fue algo que me sirvió muchísimo para hacer todo el trabajo que hice después". Esa experiencia vital está también presente en su noción de la música como trabajo colectivo y su idea de que de la suma de los distintos talentos sale algo a lo que ninguna de las individualidades accedería por si misma.